Skip to content

LA HISTORIA DE ÉXITO DE OPEN ENGLISH

Enero 17, 2019

Para tener éxito, tienes que tener tu corazón en tu negocio, y tu negocio en tu corazón – Thomas Watson

En el 2007 Andrés Moreno, un estudiante de ingeniería decidió poner una pausa los estudios universitarios, que estaba a punto de culminar, para dedicarse a un proyecto de emprendimiento: llevar profesores de inglés a Venezuela para dar clases a compañías. Fue cuando creó Optimal, una escuela de inglés para ejecutivos top de compañías como Microsoft, Procter&Gamble, entre otras, donde traían profesores nativos de Norteamérica. “Funcionó bien pero escalar ese modelo de negocio es sumamente difícil. Había que tener nuevos profesores para cada cliente corporativo nuevo y reclutarlos, traerlos a la región”, explica. Sin embargo, un día usando Skype, vio la gran oportunidad de crear una plataforma virtual, que les brindara a los estudiantes clases desde su computadora, con profesores norteamericanos pero en línea.

Él cuenta que a sus inicios le fue muy difícil mantener su idea, ya que los referentes para ese tipo de plataformas era muy pocas y su capital de inversión era muy bajo; su compañía empezó en su apartamento en Venezuela, con su amigo Wilmer Sarmiento, junto a unos 22 amigos ingenieros y programadores, a los cuales les pagaba su trabajo con comida en su sala. Y así nació Open English. En sus entrevistas predominan dos palabras fundamentales, las cuales, le ayudaron a crear su exitoso negocio, estas son: persistir y perseverar.

Después de 7 meses de trabajo y programación, le pasó lo que a muchos emprendedores, el dinero comenzaba a escasear y con los ahorros que quedaban, solo unos $700 dólares y unas millas que tenía de American Airlines, Moreno se marchó a Sillicon Valley, el paraíso de las empresas tecnológicas y lugar de los ángeles inversionistas. En una entrevista contó: “Mi amigo vivía en un apartamento también de estudiante con un sofá externo. Dormí afuera por más de un año. Me despertaba todos los días, me ponía el único traje que tenía y me iba a hablar en desayunos de inversionistas. Me hice muy bueno en buscar a personas que podían ser inversionistas, me sentaba con ellos, les contaba la historia de la compañía y pues, poco a poco, me empezaron a dar y fuimos levantando capital”.

El producto estuvo listo hace más de 10 años y con una campaña de publicidad bien económica pero creativa y de mucho humor, dieron el salto que necesitaban para ganar reconocimiento. Ahí fue cuando Moreno se volvió actor. Desde entonces, cerca de 550.000 personas en Latinoamérica, según Open English, han pasado por su modelo para aprender inglés.

Hoy la compañía está conformada por Open Labs, NextU y Open English Junior, esta última lanzada en Bogotá, para que los más pequeños desde los 7 años, aprendan inglés. Una lección que nos deja este emprendedor en cada una de sus palabras es que, para emprender se necesita tener pasión y perseverancia para lograr el éxito.